Violencia contra la mujer: ¿cómo hacer frente a ese tipo de situaciones?

Administrando el negocio
¿Cómo reducir gastos en los pequeños negocios?
March 8, 2019
Levantándose de la cama
5 tips para tener energía a lo largo del día
March 12, 2019
Show all
Leyendo sobre la violencia contra la mujer

La violencia contra la mujer no sólo puede ser física, sino también verbal y psicológica.

La violencia contra la mujer sigue siendo uno de los problemas que más afectan a la población femenina a nivel mundial. A pesar de que se ha trabajado durante años para concienciar a la población general, todavía existe mucho trabajo por realizar para que las mujeres se sientan seguras, eliminando los malos tratos y en muchos casos ataques en contra de la vida de las mujeres.

Por esta razón, en solidaridad con las que han sufrido cualquiera de los tipos de violencia, he decidido hablar de este tema para que todas aquellas mujeres fuertes y valientes tengan la información necesaria y no sufran de cualquier forma de violencia.

Hacerle frente a la violencia

Uno de los primeros pasos para hacerle frente a la violencia contra las mujeres es entender qué es y conocer los distintos tipos que existen. Estos ataques no son sólo físicos, pueden presentarse de muchas maneras y por ello pasar desapercibidos. A esto se le suma que, por venir de personas cercanas con las cuales se posee un vínculo emocional, puedes hacer la vista gorda y terminar en esa red en la cual te hundes más, donde hasta tu vida puede estar en riesgo.

Otro punto importante es quitarte la venda de las emociones para darte cuenta de la clase de personas con las cuales estás teniendo una relación. Cuando me refiero a una relación esta puede ser amorosa, de trabajo y hasta familiar, ya que muchas de nosotras nos manejamos con las emociones por delante. Esa es una de las razones por las que personas con poder sobre ti y tus emociones pueden te afectar en muchas formas, entre las que destaca la violencia.

El siguiente paso es reconocer que estás en un círculo vicioso, en el cual tu vida está en riesgo. Hablar con amigas sobre lo que te pasa o hasta con personas ajenas a tu vida -como terapeutas o psicólogos- marca la diferencia entre la vida y la muerte. También previene daños psicológicos más profundos cuyas cicatrices pueden ser peores que las heridas físicas. Buscar ayuda nunca será señal de debilidad, al contrario, es la manera más adecuada de protegerte y salvarte de las manos de personas violentas.

Tipos de violencia contra la mujer

La agresión física no es la única manera que existe para infligir daño en una persona. Las mujeres, por vernos como el sexo débil, terminamos siendo receptoras de esta violencia, pero existen hombres que también sufren de la misma, la cual ha pasado a llamarse violencia de género.

Por eso es bueno que aprendas los distintos tipos de violencia: no sólo para tu protección personal, sino para que te fijes en las distintas señales que amigos y familiares pueden mostrar y les brindes esa ayuda que tanto necesitan.

  • Violencia física: son todos aquellos actos aplicados en contra del cuerpo de la persona; incluye heridas, golpes, lesiones, quemaduras, empujones, patadas y todo aquello que pueda causar daño físico.
  • Violencia psicológica: esta se hace a través de palabras, gestos o acciones destinadas a dañar las emociones y el autoestima de la víctima. Se puede producir mediante amenazas, humillaciones, manipulación, chantaje, acoso, hostigamiento, entre otros, que pueden sumir a la persona en la depresión y llevarla, muchas veces, al suicidio.
  • Violencia sexual: aquella que trata de controlar la libertad sexual de la víctima, esta incluye el uso de la fuerza, el acoso, acciones violentas dentro de los actos sexuales y cualquier clase de humillación sexual. También dentro de esta violencia se habla de prostitución forzada, trata de personas, esclavos sexuales y actos sexuales que atenten contra la comodidad de la víctima.
  • Violencia económica: cuando la víctima no tiene libertad o acceso a su propio dinero o patrimonio. De igual manera, incluye la retención o chantaje a través de la parte económica, una forma de control e intimidación.
  • Violencia laboral: malas relaciones laborales y discriminación por el género es lo que implica este tipo de violencia. Sueldos y condiciones distintas a sus demás compañeros, malos tratos de parte de superiores y falta de mejoras son sólo una pequeña parte de la violencia laboral.

La violencia contra la mujer sigue siendo un tema muy delicado y del que poco se habla entre la sociedad. En muchas situaciones se nos sigue tratando con desdén, se nos dice que no podemos triunfar en ningún aspecto por ser débiles y por los papeles que representamos durante muchas décadas. En estos años de cambios y empoderamiento femenino, las mujeres estamos dispuestas a demostrar que somos unas triunfadoras y unas luchadoras, logrando un balance entre nuestras carreras y nuestras vidas personales.

Hay que recordar que actualmente ya no sólo se habla de violencia contra la mujer, sino de violencia de género: igualdad implica estar al pendiente de víctimas de ambos géneros en esta clase de agresión. Por supuesto, la gran mayoría de las víctimas son mujeres, pero ser humano es estar al cuidado de todos los que han sido violentados (y son muchas las víctimas). Por eso, mantente atenta a las señales con todos tus amigos y familiares.

Si quieres obtener más recomendaciones y tips, visita mis redes sociales y mi blog, allí encontrarás más información de utilidad para tu vida diaria. ¡Transforma tu vida, un cambio a la vez!

Mujer diciendo ¡stop!
¡Eres fuerte y emprendedora!

Twitter: @Dkstoreus

Facebook: Daniela Kosan Store

Instagram: @dkstoreus

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *