Comienza a construir hábitos saludables

Relajación en el trabajo
¿Cómo relajarte en el trabajo?
January 22, 2019
Cuidado de los pies
Tips para consentir tus pies
January 24, 2019
Show all
Construyendo hábitos saludables

Los hábitos no se adoptan, se construyen.

Los hábitos saludables son algo de lo que se habla constantemente hoy en día, se dice que ellos nos ayudarán a tener un estilo de vida sano que aportará un sinfín de beneficios a nuestro día a día. Sin embargo, una cosa es lograr aplicar estos hábitos por unos días y otra es mantenerlos por largos periodos de tiempo. ¡Sabemos lo difícil que puede ser decidir dejar algunas costumbres por otras más sanas! Por eso hoy te traigo unos consejos que, espero, te ayudarán a lograrlo. No hay una fórmula perfecta para conseguir esas metas saludables que te propones, ya que cada persona es distinta y sus estilos de vida varían, pero con un poco de ayuda, todos podemos tener una rutina más saludable.

¿Qué es un hábito?

Es la realización constante de una actividad que termina siendo parte natural de nuestra rutina. Si hablamos de hábitos saludables, son aquellos que aportan beneficios a nuestra salud física, mental y emocional. Muchos de nuestros hábitos se crean sin nosotros darnos cuenta de ello, especialmente aquellos que no generan beneficio alguno.

Y sí, hablamos de cosas como la costumbre de comer snacks poco saludables mientras vemos televisión. Estas malas costumbres, poco a poco, tienen impactos negativos en nuestra salud. Por esa razón, implementar buenos hábitos tiene que ser una de nuestras prioridades.

Consejos para establecer hábitos saludables

1. Fija una meta: si tienes clara una meta que quieras conseguir fijando hábitos saludables, puede ser la única motivación que necesitarás durante el camino para volver esta actividad una costumbre en tu vida. Si es hacer más ejercicio, empieza con uno específico y mantenlo durante un tiempo para que logres cumplir con ello. Caminar una hora diaria puede ser la mejor manera de fijar este hábito.

2. Pon prioridades: si tu meta es hacer más ejercicio, trata de cumplir sólo esa. No empieces a aumentar dichos ejercicios, comer más sano, pasar más tiempo al aire libre o leer un libro semanal al mismo tiempo, porque tratar de abarcar muchos hábitos a la vez sólo resultará en la imposibilidad de mantenerlos todos. Por eso, empieza con uno solo, y luego de integrarlo a tu rutina puedes pasar al siguiente.

3. Ten disciplina: si comer saludable es el hábito que estás integrando a tu rutina, empieza por pasos pequeños. Es decir, empieza reduciendo el consumo de azúcares y comida procesada, siendo el primer paso evitar llenar tu nevera y despensa con dichos productos. Hay que tener mucha disciplina para lograr implementar hábitos saludables, pero evitar tentaciones es una buena manera de comenzar. Esto aplica también para compras en el supermercado y similares.

4. Repite, repite, repite: bien dicen que la práctica hace al maestro, por eso los hábitos saludables se deben repetir a diario para integrarlos a nuestra rutina. Si te saltas un día, no importa, continúa el día siguiente. Lo importante es repetir esa actividad escogida durante la semana y lograr que forme parte de tu rutina de manera natural.

5. Acepta modificaciones: mientras vayas realizando tu hábito, te darás cuenta de que se vuelve complicado o no está funcionando como esperabas; debes detenerte y estudiar qué no funciona para ti. De esta manera podrás realizar las modificaciones necesarias, y así continuar con tu nuevo hábito con mayor comodidad. De hecho, también podrías pedir la opinión de tus amigos para tener una perspectiva externa, esto puede ayudar mucho a ver tu rutina de forma objetiva.

6. Celebra los éxitos: es normal que nos fijemos más en los fracasos que en los éxitos. Nos acostumbramos a pensar sólo en las cosas que no se lograron hacer y esto opaca los logros. Por ejemplo: “Hoy no pude hacer ejercicio, mañana tampoco lo haré y ya empecé con mal pie”; en lugar de hacer eso, debes felicitarte: durante dos semanas lograste caminar una hora al día. Mañana es otro día, así que puedes volver a empezar. Olvídate de los fracasos y abraza los pequeños objetivos cumplidos, te llenarás de motivación.

Un consejo final de los profesionales: prepara tus planes con base en 21 días. Se sabe que practicar una nueva costumbre por 21 días es suficiente para hacer que se fije en nuestro sistema; por ello, es importante tener siempre los planes basándonos, al menos, en dicha cantidad de tiempo.

Así que ya ves, los hábitos no son cosa de un día. La repetición y la constancia son lo más importante para lograr integrar estos hábitos dentro de nuestras rutinas. Si durante una temporada no puedes cumplir ese hábito, empieza de cero y vuelve a intentarlo; el fracaso no debe ser parte de tu vocabulario.

Si quieres obtener más recomendaciones y tips, visita mis redes sociales y mi blog, allí encontrarás más información de utilidad para tu vida diaria.

Construye en vez de adoptar
La construcción de hábitos te dará mejores resultados que la adopción de ellos.

Twitter: @Dkstoreus

Facebook: Daniela Kosan Store

Instagram: @dkstoreus

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *